El Gobierno de Castilla-La Mancha ha dado inicio al procedimiento para aprobar el Plan de Gestión de Residuos de Construcción y Demolición ante las necesidades de la región para mejorar el tratamiento de los desechos, promover prácticas sustentables y adoptar principios de jerarquía de residuos y economía circular.

Según la directora general de Economía Circular, María Gómez Palenque, las mejoras en materia de residuos de construcción y demolición (RCD) conllevan una serie de acciones en diversos ámbitos: recolección, desarrollo de las regulaciones, concienciación, formación y vigilancia. Asimismo, tiene su base en las directrices emanadas a nivel continental, nacional y regional. En las próximas semanas, también será aprobada la Estrategia de Economía Circular.

En el caso del Plan de Gestión de RCD, se espera el pronto inicio del desarrollo normativo y la aplicación de instrumentos financieros. Su ejecución irá acompañada por campañas de divulgación y sensibilización dirigidas hacia la ciudadanía, así como otras estrategias asociadas a la Estrategia de Economía Circular.

Cumplimiento de objetivos

Gómez Palenque agregó que el éxito en el cumplimiento de estos objetivos será el resultado de una participación de diversos sectores: Federación Española de Municipios y Provincias, diputaciones provinciales, ayuntamientos, asociaciones de empresas, gremios, colegios oficiales, proyectistas, productores, etc. Considera que cada uno de ellos jugará un rol esencial en las metas a alcanzar.

Añadió que los residuos provenientes de la construcción y demolición constituyen una porción significativa del total generado en la región, por lo que la administración ha considerado precisa la elaboración de planes y estrategias que permitan una gestión apropiada. De igual manera, esperan un incremento en el índice de reciclaje, división de residuos, identificación de materias valiosas y una definición clara de las competencias a lo largo del proceso de recolección.


Con la entrada en vigencia del Plan Plan de Gestión de Residuos de Construcción y Demolición, Castilla-La Mancha también apunta hacia la erradicación de los vertederos ilegales, también conocidos como «puntos negros», que suponen un riesgo para el bienestar del ambiente y la salud de las personas. El texto ha sido divulgado a través del portal web de la administración local.