El transporte de mercancías por medio de ferrocarriles de Renfe Mercancías se ha convertido en una de las formas más idóneas para las personas, puesto que es un medio seguro y rentable al momento de transportar una infinidad de cosas. Sin embargo, su impacto en el medio ambiente puede ser perjudicial, por lo cual se hace imprescindible establecer planes que combatan a esta problemática.

¿Para qué sirve el ahorro de Renfe Mercancías?

Según el informe presentado recientemente por Renfe Mercancías, se puede observar que la transacción de carácter pública movilizó unos 14.3 millones de toneladas para el 2020, originando que el ahorro de pagos externalizados haya sido de unos 291 millones de euros.

Se trata de un ahorro que estará interrelacionado al incremento en el uso de electricidad, principalmente aquellos de naturaleza renovable y certificada; así como también, emisión de carbono prácticamente inexistente, la cual representa el 100 % general de energía eléctrica consumida por la empresa. En lo que se refiere a la energía total ingerida, alrededor del 78.1 % de los tráficos generados por Renfe Mercancías fueron originados por locomotoras eléctricas.

Emisiones unitarias muy bajas

La situación con la emisión de carbono es sumamente parecida, puesto que el consumo asociado a esta clase de energía renovable obtuvo de 7.8 gramos por tonelada/kilómetro, un promedio de emisiones para 2020 muy significativas. Es decir, pueden verse reflejadas unas emisiones unitarias muy reducidas, esto con respecto al traslado de mercancías a lo largo de carreteras.

Los trenes de mercancías pertenecientes a Renfe, tuvieron un poder para controlar la circulación de aproximadamente 2.4 millones de camiones, donde unas 60 000 toneladas poseían mercancías peligrosas.

Ahorros de coste externo: ¿Cuál es su propósito?

La correcta actuación de Renfe Mercancías fue magnífica en el año 2020, ya que se contuvo la emisión de atmósfera que abarcaba unas 850 000 toneladas de CO2. De mismo modo, existió un consumo de 425 000 toneladas, un aspecto que pudo haberse establecido si los transportistas hubieran optado por otros canales asociados al ferrocarril.

Renfe Mercancías reitera que los beneficios de índole medioambiental y que se vinculan al transporte por ferrocarril, vendrán respaldados por los denominados ‘ahorros por coste externo’. Básicamente, lo que se busca es la disminución de la congestión urbana, menores índices de accidentes, etc.

Transporte en ferrocarriles: Esencial para las emisiones de carbono

Las estadísticas recogidas muestran que el ferrocarril se ha posicionado como la modalidad de transporte de mercancías más eficaz, fundamentalmente en lo que se refiere a las emisiones de contaminantes producidas.

Por su parte, la Comisión Europea desde el año 2011 ha podido comprobar que el traspaso modal desde el ferrocarril hasta llegar al transporte intermodal, es determinante a la hora de descongestionar el numeroso tráfico de mercancías y su influencia en la expansión de emisiones de carbono.

Renfe Mercancías como ejemplo en huella unitaria

Las informaciones en ahorros brindadas por Renfe Mercancías, muestran que en el 2020 la empresa ha incidido satisfactoriamente en la reducción de un -85.5 % de la huella unitaria, una cifra fenomenal si se toman en cuenta las estadísticas de 1990, un año donde tuvo lugar la firma del protocolo de Kioto. Los datos ponen en evidencia que la compañía posee una huella más diminuta en relación a los grandes conglomerados de Europa.

El Plan de Renfe Operadora

Hay que destacar también el papel de Renfe Operadora, una firma que está conectada por completo con la sostenibilidad, esto gracias a un Plan Director de Lucha por la Eficiencia Energética y contra el Cambio Climático, cuyo lapso abarca entre 2018-2030. Básicamente, es un proyecto que se enmarca en 4 líneas estratégicas, las cuales son: descarbonización, eficiencia energética, gestión de la energía y lograr una cultura de sostenibilidad energética.