En Canarias se continúan tomando acciones para el cuidado de la naturaleza y su preservación, y un claro ejemplo de ello se ha dado en la zona de Samarrita, donde recientemente la Fundación Canaria para la Reforestación (Foresta) plantó un total de 1 200 árboles entre acebuches, dragos, guaydiles, almácigos y retama. Dicha iniciativa tiene como objetivo promover el cuidado de la biodiversidad, pues se está permitiendo la repoblación de la zona de los Llanos.

Estas labores de reforestación fueron inspeccionadas por el alcalde de Gáldar, Teodoro Sosa, el concejal de Medio Ambiente, Ulises Miranda y por su colega de Medianías, Carlos Ruiz.

Para el regidor, esta iniciativa tiene un gran valor medioambiental, ya que aporta mucho al paisaje, a la belleza de Los Altos y prioriza los recursos naturales del municipio.

Además, Sosa también agradeció a los diferentes dueños de terrenos por la cesión gratuita de sus parcelas, pues sus aportes fueron muy importantes para que se pudiese completar las plantaciones.

Según técnicos de Foresta, para la reforestación en esta zona se decidió sembrar solo árboles que fuesen propios del bosque termófilo, con el fin de reverdecer esta zona del municipio y, de esta manera, seguir impulsando el cuidado de la naturaleza y el embellecimiento de su paisaje.

Este proyecto está direccionado hacia los lugares de los municipios que fueron más afectados por los incendios de 2019 y 2020, producto del calentamiento global y las temporadas de sequía.

Para ello, se ha informado que se realizarán varias acciones para mitigar las consecuencias medioambientales que dejaron aquellos sucesos. Asimismo, próximamente se instalarán captadores de bruma para facilitar el riego y su repoblación.

Además, aunque 1 200 plantaciones es un número considerable, Foresta y el Ayuntamiento de Gáldar están motivando a propietarios de territorios ubicados en las zonas altas del municipio para que se contacten con la fundación y cedan gratuitamente sus tierras, con el objetivo de que se utilicen para continuar el proceso de reforestación.

Desde Foresta expresan que el protagonismo de los ciudadanos en este proyecto es fundamental, pues de esta manera se pueden dar cuenta de la complejidad de los sistemas naturales, de los efectos que está produciendo el calentamiento global en el planeta y, en específico, los estragos que dejan los incendios forestales en la biodiversidad.

Por otra parte, estas iniciativas comenzaron en el 2020. En aquel año se puso mucho hincapié en la recuperación de la cumbre de Gran Canaria, después de los incendios del año anterior. Para ese momento se emplearon 51 trabajadores para la plantación de 3 923 árboles, a lo largo de 42 926 m2.

Bajo el Programa Mixto de Empleo y Formación, y Foresta Plantamos Futuro, desde marzo hasta el mes de abril de 2020 se realizaron gestiones de reforestación y conservación en las cumbres grancanarias para su recuperación. Este proyecto tuvo dos objetivos principales: proteger la naturaleza y su preservación, y proporcionar a los empleados una serie de conocimientos prácticos y teóricos para desempeñar labores de operario forestal.

Por último, se espera que durante todo el 2021 se continúen realizando más plantaciones de árboles en las islas para la restauración forestal de aquellas zonas que han sido afectadas en los últimos años por la sequías y los incendios forestales, así como también crear conciencia entre la ciudadanía canaria, pues su aporte en la protección de estos espacios es muy necesario.