La Dirección General de Consumo, organismo dependiente de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, tiene previsto dentro de su planificación de acción, difundir hábitos de consumo responsable. De esta manera se quiere promover la importancia de la compra verde, lo que generará la integración de valores sostenibles en las prácticas de consumo. 

En consecuencia, al momento de escoger algún producto, se podrá evaluar aspectos como su composición, contenido, las características del envoltorio, su facilidad o dificultad para reciclar o si está acorde con las regulaciones de la economía circular, el impacto ambiental que producirá su residuo y su capacidad energética.

El ecotiquetado

Para facilitar la identificación de estos valores, en la actualidad se utilizan las etiquetas ecológicas que son una forma más segura de identificar y certificar que un producto se rige bajo las normativas de cuidado ambiental. 

Asimismo, de manera objetiva un consumidor está al tanto de las repercusiones ambientales que pueda tener dicho producto en su ciclo de vida útil, así como su posterior residuo.

Esta práctica cada día se extiende más en el mundo y desde años atrás está contemplada en los ‘Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)’ de la Agenda 2030 de la Organización de Naciones Unidas.

Una de las marcas más conocidas es la ‘AENOR-Medio Ambiente’, coordinada desde la Asociación Española de Normalización y Certificación, y que representa los efectos en el medio ambiente a lo largo del ciclo de vida.

Recientemente, también se han conmemorado importantes efemérides como: «el Día Mundial de los Derechos del Consumidor y el Consumo Responsable (15 de marzo), el Día Mundial del Agua (22 de marzo) y el Día Mundial del Clima (26 de marzo)».

Compra verde y consumo responsable

De igual manera, en el comunicado de La Dirección General de Consumo, se recuerda que existen diversas formas de colaborar, por medio del consumo responsable y la compra verde, visto desde la perspectiva individual  y colectiva.

Por medio de medidas como: realizar compras evitando el consumo descontrolado de productos, desde los más accesorios hasta los recursos naturales y de primera necesidad.

Igualmente, disminuir el consumo de productos como plásticos y aerosoles, letales para el equilibrio medioambiental y los ecosistemas.

Reducir el uso del coche para no generar exceso de contaminación atmosférica y acústica. Pero además, evitar desperdiciar los alimentos, el consumo descontrolado del agua y elegir preferiblemente la compra de productos con ecoetiquetado.

Asesoría y dudas

Asimismo, ante cualquier duda, los ciudadanos tienen la opción de contactar  con ‘Consumo Responde’, un servicio gratuito de información para los usuarios y consumidores, creado por la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía.

A este servicio multicanal, se puede acceder a través del número de teléfono 900215080, de la página web www.consumoresponde.es, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es, y de los perfiles en las redes sociales Twitter (@consumoresponde) y Facebook (www.facebook.com/consumoresponde).