La moda o ropa sostenible es una modalidad de fabricación textil cuya prioridad es reducir la huella ecológica del proceso, disminuyendo la contaminación y el uso de recursos. La moda ecológica o como también se llama actualmente, ropa ‘vegana’, es aquella que se fabrica, distribuye y vende sin que ningún animal se deje la vida para nuestro beneficio.

Cuando hablamos de contaminación, lo primero que nos viene a la cabeza es la industria cárnica o la automovilística, pero muchos ignoran o pasan por alto la industria textil. El consumo de ropa es una de las mayores causas de contaminación a nivel mundial.

Vestir con moda sostenible es más fácil que nunca y en España existen numerosas opciones tanto si se trata de adquirir nuestras prendas de forma presencial como a través de tiendas online.

Muchas de las casas de moda solo tienen tienda física en las grandes ciudades como Madrid, Barcelona, Málaga o Bilbao, pero en la actualidad, todas las tiendas venden online

El sector del calzado es donde más se utiliza la piel de animales y nos han vendido el concepto de que es la única forma de tener un zapato de calidad. Por suerte, muchas marcas de calzados ‘veganos’ están levantando ese mito.

La lana, la alpaca, el fieltro y la lana de cachemir se puede sustituir por algodón, tartán o lino, entre otras. La seda se puede sustituir por seda artificial, rayón, lino, sarga o materiales sintéticos como el nailon, la microfibra o el poliéster. El cuero de los zapatos se puede reemplazar por cuero sintético o lona y por muchas más opciones sostenibles que ofrecen el mismo confort y durabilidad.

Busca el certificado PETA

La ropa ‘vegana’ no se encuentra en todas las tiendas, por eso es importante aprender a distinguirlas fijándonos en el material de la prenda y comprobar si posee el certificado PETA, lo que indica que no se ha utilizado ningún material animal en la confección o fabricación del producto.

Si se quiere tener la seguridad de que los productos que se compran son realmente veganos, se puede recurrir al directorio de la organización PETA, los cuales han lanzado un sello que certifica a las marcas sobre procesos cruelty free.

El algodón es el sustituto ideal y sostenible para la lana

Para que una prenda sea sostenible, debe cumplir con ciertos elementos como la utilización de menos recursos y disminución de la contaminación en su proceso de fabricación; ser elaborada con tejidos y materiales orgánicos de calidad para que las prendas duren más y no sean reemplazadas en corto tiempo; la fábrica debe respetar los derechos laborales de los empleados y defender unas condiciones de trabajo dignas; evitar el sufrimiento animal y fomentar el consumo responsable.