La Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad del Gobierno de Madrid ha informado que pondrá en funcionamiento la que hasta entonces será la estación de carga más grande de España, en Pozuelo de Alarcón, con la finalidad de impulsar aún más el transporte sustentable.

La consejera Paloma Martín ha sostenido una reunión con Elena Bernárdez, directora del área de Movilidad Sostenible en Endesa X, y Javier Delgado, al mando de Eysa, empresa enfocada en el transporte ecológico. En ella han firmado contrato para el arriendo del lugar donde será levantada la estación.

De esta manera, el Gobierno madrileño se encamina hacia la electrificación del transporte como parte de sus políticas en materia de transición ecológica. Con ello, logran también una importante alianza entre el sector público y privado que de nuevo se compromete a minimizar el impacto del cambio climático.

Según Martín, es un avance más hacia la adopción de formas de transporte no contaminantes, al tiempo que la tecnología es utilizada por parte del gobierno y las corporaciones en beneficio del planeta. El objetivo es reducir cuanto antes las emisiones de gases de efecto invernadero.

La nueva electrolinera

La nueva estación electrolinera de carga ocupará unos 6 350 metros cuadrados. En ellas habrá unos diez puntos de carga ultrarrápida capaces de abastecer en un 80 % las baterías de los coches particulares en 15 minutos. Otros cinco puntos serán de carga semirrápida para un total de 30 plazas en las instalaciones.

Estará ubicada en un espacio de alta concurrencia, muy cerca de tres vías de gran circulación y una estación de Metro Ligero. También dispondrá de otros tipos de tecnologías verdes para hacer más cómodo el servicio para cada usuario, como la digitalización de los pagos a través de la plataforma ElParking, que contará con una aplicación para dispositivos móviles.

En tal sentido, los usuarios se verán beneficiados al realizar sus operaciones de manera rápida. Además, no tendrán que abonar el monto de manera física, con lo que mantendría el distanciamiento indispensable para evitar contagios en el marco de una pandemia. De igual modo, no será necesario el uso del papel para los tickets, ya que las operaciones se harán con la app.