El Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico ha presentado un Nuevo programa para reducir la contaminación de agua por nitratos, el cual prevé reducir a la mitad la concentración de este contaminante en las masas de agua y hasta en un 20 % en el uso de este fertilizantes en áreas agrícolas.

Existe la contaminación difusa, que está estrechamente relacionada con el uso de nitratos, siendo un problema que cada vez más afecta a las masas de aguas españolas, lo que ha traído como consecuencia una serie de sanciones por parte de la Unión Europea por el incumplimiento de diversas directivas que afectan estos cuerpos de agua.

El Director General de Agua, Teodoro Estrela, explica que durante el acto de presentación del Nuevo Real Decreto, referido a la contaminación producida por nitratos, existe una fase de información pública y que posteriormente será aprobado, con la finalidad de poder actualizar la norma de transposición de la Directiva de 12 diciembre de 1991 relativa a «protección de las aguas contra la contaminación producida por nitratos de origen agrícola».

Uno de los objetivos de este nuevo Real Decreto es principalmente «reducir a la mitad la contaminación por exceso de nutrientes en el suelo, que supondrá una reducción del 20 % en el uso de fertilizantes en la actividad agraria en 2030».

Cabe mencionar que en este Real Decreto ha dejado por fuera otros contaminantes como los fosfatos y otras sustancias favorecedoras de la contaminación difusa de las masas de agua.

Teodoro Estrela resaltó que ahora «es un buen momento para actualizar y reforzar la legislación» pudiéndose incorporar los objetivos establecidos por la Comisión Europea en cuanto a las Estrategias del campo a la mesa, la de biodiversidad y la propia directiva de calidad de agua para el uso humano, ya que los expertos han logrado la identificación de contaminación difusa como el problema central y que deben de estar dentro de las políticas ambientales y agrarias.

Las diversas estrategias europeas plantean el desarrollo de un plan de acción para la gestión de nutrientes, siendo de suma importancia en el caso de España, y si esto se logra, se podrán alcanzar los fines propuestos por Bruselas, esperando que estas metas sean obtenidas a finales del año 2027.

España no se ha detenido en su labor para mejorar la calidad de las masas de agua, trabajando en las medidas adoptadas hasta ahora, permitiendo una reducción eficaz de la contaminación por nitratos, sobre todo en aguas subterráneas.

A pesar de los sistemas avanzados de modelización existentes en España, la recuperación de los acuíferos contaminados por nitratos tardaría años en recuperarse, es por ello que Estrela cree la importancia de la pronta aplicación del Real Decreto, para evitar que siga creciendo este problema.

En este sentido, el nuevo Real Decreto debe de incorporar cambios significativos, creando una propuesta legal que busque armonizar el procedimiento de identificación de contaminación por nitratos con los requisitos, umbrales y normas de calidad establecidas en la Directiva Marco del Agua, utilizando un sistema de detección de contaminantes más riguroso y exigente establecido en la Directiva de 1991.