Para iniciar la propuesta por el Ayuntamiento de Pamplona, este promueve el desarrollo de un mapa solar como Estrategia de Transición Energética y Cambio Climático 2030, y con esto evaluará y tomará en consideración el potencial que puede generar la energía renovable fotovoltaica y térmica de la ciudad.

Actualmente se habla en todo el mundo sobre los efectos negativos generados por el cambio climático y en las tantas alternativas que puedan mitigar estos efectos tan devastadores sobre el planeta, es por ello que muchos países han activado la alarma en cuanto a obtener y proporcionar energía de una manera más pura y amigable con el planeta, y España no se queda atrás.

Para la creación de estos mapas solares, se está evaluando tres aspectos fundamentales de la ciudad de Pamplona, en primer lugar es en donde se considera la demanda energética, en segundo lugar las emisiones de gases de efecto invernadero y en tercer lugar pero no menos importante la vulnerabilidad climática que posee la ciudad.

Para llevar a cabo todo esto, se definirán los objetivos de actuación entre los consultorios de Pamplona junto con investigadores de la Universidad Pública de Navarra y miembros del Instituto de Smart Cities, y por medio de ellos se tomarán dos líneas de actuación.

La primera línea de actuación corresponderá al potencial solar de la ciudad, ya que este tipo de energía en particular tiene un potencial enorme en la zona con capacidad de ser convertida en energía eléctrica con tecnología fotovoltaica o energía térmica, por medio de la energía solar térmica.

Demanda de energía solar

Actualmente se ha podido estimar que la energía solar que recibe la ciudad de Pamplona está por encima de la demanda utilizada por las personas, industrias, negocios y transporte, es decir que con la primera línea de actuación se está generando una aproximación cuantificada de la capacidad de la energía realmente útil para su obtención y utilización.

La segunda línea de acción corresponde al análisis de los puntos de temperatura extrema, con ayuda del Ayuntamiento se están identificando los espacios públicos poco cómodos y confortables debido a los excesos de calor y frío, en este punto se consideran los cambios que pudiesen emerger por los efectos directos del cambio climático.

Para llevar a cabo esta ubicación de espacios públicos, se necesitará la participación activa de los ciudadanos con la ayuda de la plataforma municipal de participación Erabaki, gracias a esta los ciudadanos deberán identificar los lugares dejando una descripción y ubicando los puntos de la ciudad, elaborando un método para realizar la medición y realizar propuestas para mejorar todas estas.

Islas de calor

La identificación de los espacios públicos no confortables supondrá  la determinación de islas de calor dentro de toda la ciudad de Pamplona, y con ello se podrá establecer el efecto continuo en que la temperatura actúa de manera distinta en todas las áreas que se encuentran alrededor de la localidad.

El fenómeno de islas de calor viene dado por diversas causas y factores, en los que se puede hacer mención los diferentes materiales con los que está construida la ciudad, y así como también determinar la cantidad de calor desprendido lentamente que fue absorbido durante todo el día.

Es necesario mencionar que además de los cimientos de la ciudad, están los elementos que emiten calor como lo son los vehículos y climatizadores, sin hacer mención la impermeabilización de ciertas superficies, que alteran la infiltración y humedad del subsuelo.

Se ha podido establecer que en Pamplona existen todas las condiciones para que las islas de calor se generen en algunas zonas de la ciudad, esto se puede determinar por los materiales que utilizaron para construir, agregando que la exposición a la  radiación solar, a los vientos dominantes y la impermeabilización.

Para finalizar, los datos obtenidos por medio del mapa solar podrán ser utilizados por los ciudadanos, industrias y empresas de la ciudad. Además se podrá identificar las capacidades que posee cada cubierta o espacio urbano, y con estos resultados elegir la decisión más apropiada para la elaboración de energía renovable, y con ello ayudar en la lucha contra el cambio climático.