Las plantas desaladoras en los últimos años se han presentado como una opción eficiente ante la obtención de agua potable, especialmente en aquellas zonas que no disponen de este recurso, por lo cual se ven afectadas..

Actualmente el municipio Vera, a través del Plan Estratégico de Sostenibilidad de los Recursos Hídricos 2021-2027, estipula la creación de una planta desaladora, ya que, la población se ven afectados por la insuficiencia del suministro de agua.

La voluntad política de la corporación veratense se pone en manifiesto ante la problemática de la escasez del recurso hídrico, apoyando con medidas generales y concretas la solución de esta situación.

El municipio Vera, también llamado la “España Seca”, es una localidad que ha presentado un crecimiento socioeconómico importante, el mismo está ligado al desarrollo turístico y agrícola de la zona (especializado en el cultivo de hortalizas), lo que supone una demanda de los servicios en los que destaca el agua.

La Junta de Andalucía explicó que “si no se garantiza la dotación de agua, esta no aprobará ninguna consecución de proyecto urbanístico en la localidad”, lo que trae por consecuencia la paralización de cualquier obra destinada al crecimiento urbanístico.

El Plan Estratégico de Sostenibilidad de los Recursos Hídricos del municipio de Vera 2021-2027, resulta como una acción para corregir la problemática planteada, siendo su objetivo principal “asegurar a largo plazo la cantidad y calidad del suministro de agua a la ciudadanía”, de esta forma busca “promover la reducción y el control del consumo de agua por los distintos usuarios”.

Dentro de este Plan Estratégico está contemplado una nueva planta desaladora del mar, con “una dotación de al menos 3 Hm3/año para desbloquear el plan especial de la costa”, lo que permitirá el crecimiento urbanístico previsto en el planeamiento general.

Además, también se tiene estipulado la construcción de una nueva planta potabilizadora de agua (ETAP), que a su vez se encargará de tratar las aguas provenientes de los trasvases, con “una capacidad de potabilización de 1,77 Hm3 anuales”.

Por otro lado, se quiere conectar la desaladora de Carboneras directamente con el depósito de regulación de la playa de Vera, lo que aumentaría su capacidad de almacenamiento, con un estimado de “3.426 metros cúbicos” y de esta forma, se asegurará el suministro de agua en baja durante un día y medio de la demanda.

La desalinización se presenta como la mejor opción para obtener agua, según lo expresado por José Carmelo Jorge Blanco, alcalde del municipio Vera, esto hará que exista “un crecimiento sostenible de su población”.