Actualmente la Organización Interprofesional de la Carne Vacuno establece una estrategia llamada el Código de Buenas Prácticas Medioambientales del Vacuno de Carne con el fin de disminuir los residuos de carbono dado por la producción de carne de vacuno, y con esto llegar a alcanzar un equilibrio climático para el año 2050.

Esta idea fue proyectada el 05 de junio de este año, en ella se vislumbraron datos proporcionados de los últimos inventarios del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico en el que se atribuyen sólo «el 3.6 % de todas las emisiones de los gases de efecto invernadero».

Producción ganadera en España

En toda España el sector vacuno apenas representa «el 17.5 % de la producción final ganadera y el 6.3% de la producción total agraria», tras estas cifras España queda catalogada dentro de la Unión Europea después de Francia, Alemania, Reino Unido e Irlanda como el quinto país en producción de ganado vacuno.

Actualmente, las actividades en la producción ganadera se encuentran en dos subcategorías, y en ellas están la de la vaca nodriza y el vacuno de cebo. Estas dos producciones se mantienen al margen en una producción constante, aun así, ha surgido un incremento de la producción de carne vacuna ecológica, cuya carne se encuentra protegida por denominaciones de calidad.

Si bien ahora ha habido una disminución en la demanda de consumo interno en España, existe un incremento en la exportación a terceros países, así como de carne y de animales vivos, dando a entender la internalización de estrategias claves para este sector en particular.

Estrategias de reducción

Cabe destacar que desde el año 2019 la empresa PROVACUNO viene trabajando en la creación de una estrategia con el fin de reducir emisiones de gases de efecto invernadero y a su vez incrementar el secuestro de carbono por medio de prácticas de manejo y de utilización de los pastos y recursos forrajeros de sus explotaciones.

En definitiva, el plan de la estrategia de PROVACUNO es alcanzar la neutralidad climática del sector vacuno de carne español en 2050, a través del secuestro de carbono equivalente a los gases de efecto invernadero, generados en los procesos de producción.

Entre las actividades que se van a desarrollar en la estrategia será la puesta en marcha del código de buenas prácticas. La aplicación de este código se basa en promover dentro del sector ganadero, con pretensión de al resto de la cadena de valor, y además de eso establecer una caracterización socioeconómica y productiva dentro del sector.

El código de buenas prácticas

Para la creación del código de buenas prácticas se contó con la colaboración de investigadores de la red media y a su vez con técnicos del sector vacuno de carne. El agradecimiento se extendió a todos los científicos que trabajaron arduamente para disminuir la emisión de los gases de efecto invernadero en el sector agroforestal.

El director de PROVACUNO Javier López, detalló que el sector vacuno de carne se compromete para alcanzar las metas de neutralidad climática en 2050, y que gracias a este código permitirá avanzar en ayudar al medio ambiente.

Es indispensable que se conozca en profundidad el trabajo que se está realizando, además de eso, se mantendrá dentro del sector, sin obviar la labor en la conservación del medio ambiente, así como en la lucha en contra del despoblamiento y la economía rural.

En conclusión, la cadena de valor de la carne de vacuno eligió tener una participación mucho más activa para disminuir y mitigar los efectos antrópicos en el medio ambiente, de igual manera en reducir su emisión, jugando a favor de la sostenibilidad ambiental del planeta.